La lesión de un bebé que nació con ventosa y fórceps: “Había sangre por todos lados”