Un juez condena a un cazador furtivo a ver bambi una vez al mes