Tres jóvenes promueven en Barcelona el primer concierto holográfico en directo