Una joven de 17 años muere en un tiroteo en un instituto de Alabama