Un japonés se convierte en el hombre más rápido corriendo a cuatro patas