14.000 italianos pasan la noche en las calles tras el terremoto