Las lluvias torrenciales provocan graves inundaciones al norte de Jordania