Una inspección municipal intentó entrar sin éxito en el edificio incendiado en Oakland