Unos 500 inmigrantes vuelven a Libia al ser interceptados por la Guardia costera de este país