La Policía húngara obliga a bajar del tren a los refugiados que se dirigían a Austria