Grecia, en estado de emergencia ante una de las peores tragedias de los últimos años