7.000 hectáreas arrasadas por el enorme incendio de Oregon