El peor incendio en Nueva York de las últimas décadas: Una docena de muertos