La imprudencia de un niño casi le cuesta la vida: cruzó la carretera sin mirar