Una cámara graba la explosión del último atentado de Turquía