Matthew, el peor huracán en mucho tiempo, llega con toda su fuerza a Cuba