Afirmó ser prisionero en Auschwitz y ahora confiesa que se lo inventó