Nuevos bombardeos hacen peligrar el alto el fuego y las negociaciones en Siria