No arrancan las conversaciones de paz en Ginebra pero en Siria sigue muriendo gente