La ONU culpa de crímenes de guerra al Gobierno sirio, los rebeldes y el EI