Los bombardeos rusos en Siria acentúa más aún el drama de la población civil