A golpes con los pacientes en un psiquiátrico de EEUU