Los gestos y muecas de una periodista china dan la vuelta al mundo