Dos hermanos siameses son separados después de nueve horas de operación