Las tropas malienses y galas sellan Tombuctú para que los islamistas no huyan