Una fuerte réplica de 7,4 grados obliga a evacuar de nuevo el norte de Chile