La frontera entre EEUU y México está siendo derrumbada por abrazos