La firmeza de la “Dama de Hierro”, también fue su perdición