La última felicitación navideña de los Obama, con sonriente anécdota incluida