Siete miembros de una misma familia pierden la vida en un trágico incendio al sur de Rusia