Los sueños rotos de Adelma, Olivier y Léopold, asesinados en Bruselas