El atentado contra una comisaría de Damasco, obra de una niña