Una española entre los tres muertos por una potente explosión en una panadería del centro de París