El estudiante estadounidense en coma liberado por Corea del Norte tiene graves daños cerebrales