La esperanza de vida de los estadounidenses cae por primera vez este siglo