Uno de los rescatadores de los niños de Tailandia es español