Descartan que el español detenido en Rotterdam pretendiese llevar a cabo un posible ataque