El único español en el corredor de la muerte espera que se repita el juicio