Crea una escultura con su propia sangre