Las escuchas de EEUU desbarataron ataques terroristas en 20 países