El suelo cae bajo los pies de casi un centenar de cantantes