Se enzarzan en una brutal pelea en plena calle tras la Super Bowl