Una carga policial contra una protesta en México termina con seis muertos