La única central eléctrica de Gaza, en llamas por los bombardeos israelíes