Fujimori, no gracias (por los pelos)