Un edificio de Miami acogerá en su azotea un parquin para coches voladores