La faceta más presidencial de Trump, en su primer discurso en el Congreso