Una diputada laborista británica, en estado crítico tras ser atacada en la calle