La homosexualidad sigue siendo ilegal en más de 80 países