Miles de personas desnudas coloreadas de azul invaden las calles de Inglatrerra